còmo mejorar el clima laboral
como mejorar el clima laboral
BienestarEmpresas

¿Cómo mejorar el clima laboral?

¿Cómo mejorar el clima laboral?

El clima laboral cambia e incide en muchas áreas de la organización, como las relaciones interpersonales, el liderazgo o los procesos de trabajo. Sin embargo, es mucho más que eso y tener alternativas para saber cómo mejorar el clima laboral, puede ayudar a mejorar el bienestar y productividad de las organizaciones.

Cada vez existe mayor consciencia de que la productividad y éxito de las empresas, dependen del bienestar de las personas. Cuando las personas tienen un mayor bienestar individual, poseen mayor motivación, tienen mayor capacidad de focalización y desarrollar relaciones sociales constructivas, las que inciden tanto en la cultura como en en el clima laboral.

¿Qué se entiende por clima laboral?

La definición más simple de clima laboral es aquella que se refiere a las “reglas, condiciones y circunstancias en que la persona trabaja” (Oludeyi, 2015).

Sin embargo, dentro de las más utilizadas para conceptualizar y medir de una forma más acotada el clima laboral es la propuesta por Opperman (2002), quien señala que el clima laboral es el resultado de tres dimensiones:

1.- Dimensión Humana.

2.- Dimensión Técnica-Ambiental.

3.- Dimensión Organizacional.

Cada dimensión comprende un subconjunto de otras variables.

En la primera, se encuentran los aspectos relacionales, trabajo en equipo, convivencia, resolución de conflictos y percepciones de cada una de las personas.

En la segunda dimensión encuentras los aspectos físicos del ambiente, como luminosidad o ergonomía, así como los aspectos tecnológicos para el trabajo. Incluso, algunos autores agregan la variable “confort” en esta dimensión, pues las personas deben sentirse a gusto en su lugar de trabajo para realizarlo de la mejor manera posible.

Por último, en la tercera dimensión, se encuentran los aspectos de liderazgo, políticas organizacionales, la cultura organizacional (valores, misión, visión), aspectos financieros y aspectos operacionales del día a día.

Por tanto, para realizar intervenciones que busquen mejorar el clima laboral, es importante considerar la(s) dimensión(es) en las que se desea trabajar para responder la pregunta:

¿Cómo mejorar el clima laboral?

Ideas más efectivas para mejorar el clima laboral

Rediseña los espacios

El confort y la comodidad son aspectos necesarios para que las personas puedan sentirse seguras en su actividad laboral. Cuando las condiciones no son las ideales, las personas se verán afectadas en su labor, como por ejemplo, la falta de una luminosidad apropiada o la carencia de material ergonómico.

Y no solo rediseña los espacios pensando en el bienestar individual, sino que también hazlo para el bienestar colectivo:

Por ejemplo, si buscas mejorar el trabajo en equipo, pregúntate ¿tienen las personas un espacio para que puedan interactuar o compartir ideas? ¿tienen cercanía física con sus líderes?

Las nuevas generaciones valoran mucho los aspectos de confort en su lugar de trabajo, pues buscan disfrutar de todas las actividades de su día, incluido su trabajo. Algunos señalan, que es por esta razón que muchas generaciones ‘Y’ o ‘Z’ tienen una mayor inclinación por el teletrabajo.

Vive la cultura

Incorpora en las dimensiones de clima los aspectos que buscas consolidar como cultura de tu organización.

Si por ejemplo, en la misión de tu empresa se indican como valores la creatividad, entonces realizate algunas de estas:

  • ¿Hay espacios en que las personas puedan desarrollar la creatividad?
  • ¿Qué momentos de la semana las personas trabajar para potenciar su creatividad?
  • ¿Se han capacitado a las personas para esto?
  • ¿Tenemos espacios en nuestra rutina donde practiquemos la creatividad?

Otro ejemplo mucho más conocido es el de Google, cuya misión y cultura está en el alero de la innovación y tecnología y justamente en su clima laboral y cultura organizacional, han realizado un sinnúmero de innovaciones en el ámbito del recurso humano, siendo pioneros en romper los clásicos paradigmas de trabajo como el horario rígido o la vestimenta formal.

Con esto Google fue capaz de demostrar que la productividad depende de la comodidad y bienestar de las personas que pertenecen a la organización.

Promueve el bienestar en tu cultura

Existen dos frases claves que pueden graficar este punto:

“Personas felices, empresas felices”

“Empresas felices, empresas productivas”

Promover hábitos y planes de bienestar favorecen no solo a las personas, sino que también a la organización en sí, pues al estar promoviendo activamente el bienestar, ayuda a que las personas puedan generar hábitos de autocuidado que ayudaran a disminuir las tasas de ausentismo, rotación, presentismo o conflictos laborales.

Implementar planes de bienestar también favorecerá a las persona, en especial en los 3 aspectos esenciales de cuidado de la salud laboral; medir, educar y apoyar. Conoce más cómo implementar planes de bienestar en este artículo.

Si en este punto no sabes cómo comenzar, comienza por preguntarte:

  • ¿Las personas tienen un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida?
  • ¿Cuáles son las iniciativas tomadas por su organización para promover el bienestar?
  • ¿Están estresadas las personas de la organización? (Visita: Factores que afectan y factores que cuidan del estrés en las organizaciones)
  • ¿Es razonable la carga de trabajo?
  • ¿Cuenta con un programa de bienestar adecuado en su organización?
  • ¿Están ofreciendo alimentos nutritivos a tus empleados en la oficina?
  • ¿Fumar en o cerca del área de la oficina es una escena típica?

Tecnologiza todo lo que puedas

Se dice que alrededor del 40% de las personas han dejado su trabajo por aspectos de conocimiento tecnológico y se calcula que las ganancias por invertir en tecnología pueden incrementarse hasta en un 60% (Randstand).

Los trabajos y procesos que son automatizable, en su mayoría son aquellos que no necesitan de una persona necesariamente, pues son tareas repetitivas, sistemáticas, pragmáticas y transaccionales, como las remuneraciones, la contabilidad, aspectos logísticos-operacionales y hasta aspectos de salud.

Invierte en tecnología y haz que las personas logren concentrarse en aquellas tareas que la tecnología aún no puede hacer.

Abraza la diversidad

Las nuevas generaciones han cambio el paradigma pragmático-formal que solían tener las generaciones conocidas como boomer o X. Tanto los millenials como la generación Z, han transitados hacia otros valores, donde la subjetividad, la identidad y la diversidad son aspectos esenciales.

Genera espacios de encuentros entre las personas, en especial si tienes diversidad generacional en tu organización, crea capacitaciones y campañas sobre esta temática e instruye prácticas acordes a tu fuerza de trabajo.

Por ejemplo, la migración ha impactado que muchas culturas organizacionales se diversifiquen y globalicen, teniendo personas de distintas culturas y formas de relación. Por esto que trabajar en la inclusión permite que la organización se enriquesca de las diferencias de las personas, pues de lo contrario, se pueden crear conflictos a partir de diferencias culturales.

Promueve el balance Vida-Trabajo

Como dice el popular dicho: “no todo es trabajo en la vida”, es por lo que en los últimos años hemos vistos diversos cambios en torno a la rigidez del sistema laboral tradicional:

  • Cambios en la modalidad de trabajo, transitando hacia los modelos de home-office.
  • Flexibilidad horaria para muchos cargos.
  • Disminución de la jornada laboral, la cual en algunos países hasta se ha consagrado como ley.
  • Modalidad de trabajo por objetivos que por cumplir el horario.

Por esto que está siendo cada vez más común en las organizaciones que el trabajo sea una de las tantas actividades que una persona puede tener en un día, y no que el trabajo sea todo su día.

Para lograrlo esto, aquí algunas de las ideas más populares que te pueden ayudar a implementar mejoras en esta importante dimensión:

  • Llevar a cabo actividades de compromiso de las personas y formación de equipos.
  • Días de traer a su pareja o hijos al trabajo.
  • Facilidad para generar espacios pet-friendly y las personas puedan trabajar con sus mascotas.
  • Vacaciones pagadas.
  • Sin horario oficial de trabajo.
  • Permisos retribuidos de paternidad y maternidad (incluido el tiempo libre para el vínculo con los recién nacidos).
  • Actividades y cursos de interés del grupo.
  • Organizar eventos especiales cada mes para recompensar a los empleados.
  • Fiestas o actividades temáticas de oficina o luego de la oficina.
Referencias

Oludeyi, O (2015) A Review of literature on work environment and work commitment: Implication for future research citadels of learning. Tai Solarin University of Education.

Opperman C. S. (2002).Tropical business issues. Partner Price Water House Coopers. International Business Review.

Robins, s & Judge, T (2013). Comportamiento Organizacional, 15va edición

Simon Michell
Soy psicólogo clínico de 11 años de experiencia, Trabajo desde un enfoque psicoanalítico relacional, orientándose en la comprensión de la propia naturaleza del sujeto así como también en su búsqueda del sentido de vida y de desarrollo personal, a través de los hitos emocionales de su propia historia, para potenciar el bienestar presente y futuro. Mi misión es lograr que puedas aprender de tu propia historia para lograr profundizar tu autoconcimiento, amor propio y auto-aceptación

    Puede que te interese

    Más en:Bienestar