EstrésPsicología Laboral

Guía del Estrés

Guía del estrés

El estrés se ha vuelto cada vez más común en la población, afectado a todas las edades y no solo está ligada al tema laboral, sino que también doméstico, académico o rutinario.

Existen múltiples causas que generan el estrés, así como también síntomas y consecuencias para la salud, las cuales revisaremos en la siguiente guía.

¿Qué es el estrés?

Popularmente se entiende como una respuesta del organismo no definida frente a un estímulo determinado que provoca una adversidad. Es una respuesta de carácter psicológico y biológico en que el organismo se prepara para enfrentar la amenaza.

Esta respuesta es un conjunto de síntomas que pueden parecerse mucho a los de ansiedad o de depresión, en donde es común encontrar preocupación excesiva, problemas de sueño, tensiones musculares y problemas gastrointestinales.

El estrés genera una alteración a nivel corporal, donde las áreas de pensamiento, emociones, conductas o reacciones. Incluso la energía o motivación personal puede variar, disminuyendo el rendimiento que se solía tener.

Es una respuesta emocional cuya forma de manifestación es diversas en cada uno de las personas.

¿Cuáles son los síntomas más comunes y las etapas en que se manfiestan?

Entre lo síntomas más comunes que suelen manifestarse en los cuadros de estrés, puede diferenciarse en tres niveles.

En una primera etapa

En un primer nivel son los síntomas se pueden manifestar de forma leve y aislada.

Suelen caracterizarse los dolores de cabeza, estomacales o tensiones musculares. En ocasiones puedes sentirte con mayor preocupación de lo habitual y un tanto más fatigado y cansado de los habitual.

Aquí es importante que comiences a tomar consciencia para identificar cual o cuáles son los estímulos que te estén provocando el problema.

Esta es la etapa más importante pues muchas personas la dejan pasar diciendo frases como “ya si va a pasar”.

Es en este momento donde se recomienda que comiences a agregar actividades o espacios de autocuidado y descanso para mejor tu bienestar y evitar que el problema siga creciendo.

En una segunda etapa

En una segunda etapa los síntomas empiezan hacerse mucho más frecuentes en tu día a día y predominan los dolores de cabeza, estomacales o el cansancio generalizado, así como cuando despiertas y sientes que no descansaste nada.

En general en esta etapa los síntomas son muy similares a los de la ansiedad, ya que existe un incremento de la intensidad de las preocupaciones, las que a diferencia de la ansiedad, se relacionan con el estímulo estresor.

Además la tensión muscular, la sensación de estar al límite es significativa por lo que puedes sentirte que estás a punto de perder el control.

Pueden aparecer síntomas médicos sin causa aparente, como irritaciones en la piel, caspa y nerviosismo.

En esta etapa ya es urgente que puedas estar con tu rutina de autocuidado y en lo posible buscando un equilibrio de las actividades.

Ya es momento de consultar con un especialista y agregar rutinas de meditación o mindfulness.

Una tercera etapa

Es cuando los síntomas ya son parte de un problema mayor y se pueden haber desarrollado cuadros complejos si no le diste atención a las etapas anteriores.

En los peores de los casos, se puede desarrollar Hipertensión Arterial, Diabetes, Problemas Cardíacos o Problemas del sueño. También problemas de salud mental como ansiedad y depresión.

Además te sientes tan al límite que sientes que vas a perder el control, el cual puedes perder tanto por respuestas verbales o física. La irritabilidad será habitual y tendrás la sensación de que ‘todo te molesta’

En esta etapa tienes que acompañarte de un terapeuta, un médico para saber si necesitas apoyarte con medicamentos y diversas actividades de ocio y bienestar.

Si quieres conocer más sobre las consecuencias del estrés en tu salud, pincha aquí.

¿Cuáles son los factores que provocan el estrés?

El estrés lo puedes identificar cuando sientes:

  • Sentimientos de acoso: Cuando te encuentras en situaciones de conflicto, te sientes presionado(a), sentirse criticado(a) o juzgado(a).
  • Sobrecarga: Cuando tienes demasiadas cosas que hacer y te sientes cargado(a) de responsabilidades.
  • Irritabilidad: Cuando has estado mucho tiempo con irritabilidad o malhumor.
  • Falta de alegría: Cuando has pasado mucho tiempo en soledad, aislado(a) y apresurado(a).
  • Mucha fatiga: Cuando notas que estás con mayor cansancio de lo habitual.
  • Muchas preocupaciones: Cuando tu cabeza no se detiene de pensar en el futuro, te sientes desanimado(a), con miedo por el futuro, o sentir presión por los plazos.
  • Muchas tensiones: Cuando has pasado por un prologando tiempo en el que no te has podido relajar o descansar

El estrés percibido también puede comprender una baja confianza en la capacidad de uno para manejar problemas o superar dificultades, sentimientos de no poder controlar cosas importantes en la vida de uno y estar molesto por cosas que sucedieron inesperadamente

Por último, otra forma de identificar el estrés es mediante la metáfora de los tiempos y pensamientos:

“Cuando pensamos mucho en el futuro, podemos estar ansiosos….

Cuando pensamos mucho en el pasado, podemos estar depresivos…

Y cuando pensamos mucho en el presente, podemos estar estresados…

Esto debido a que el estímulo que ocasiona el estrés está en el presente de la persona, no es un hecho pasado ni futuro, sino que es parte de su actual realidad.

Además la Asociación Americana de Psicología (APA) propone una escala de intensidad del estrés. Revísala aquí.

Tipos de Trastornos asociados al estrés.

TRASTORNO DE APEGO REACTIVO

El trastorno del Apego Reactivo se caracteriza por problemas graves en el apego emocional a los demás.

Estos niños rara vez buscan consuelo cuando están angustiados y son mínimamente sensibles emocionalmente a los demás.

Esto es es el resultado de un patrón de cuidado insuficiente o negligencia emocional que limita las oportunidades del bebé para formar relaciones de apego estables.

El desarrollo de síntomas emocionales o conductuales en respuesta al estrés

TRASTORNO DE RELACIÓN SOCIAL DESINHIBIDA

Está caracterizado por un patrón de comportamiento que involucra un comportamiento culturalmente inapropiado y demasiado familiar con adultos desconocidos y extraños.

Este trastorno es el resultado de un patrón de cuidado insuficiente o negligencia emocional que limita las oportunidades del bebé para formar relaciones de apego estables.

TRASTORNO DE ESTRÉS POSTRAUMÁTICO

Se caracteriza por una angustia psicológica significativa que dura más de un mes después de la exposición a un evento traumático o estresante.

Los síntomas de todas las categorías discutidas anteriormente deben estar presentes y puede estar presente por al menos 6 meses.

TRASTORNO DE ESTRÉS AGUDO

El trastorno de estrés agudo es similar al estrés post traumático pero la duración de la ansiedad psicológica dura sólo de tres días a un mes después de la exposición a un evento traumático o estresante.

TRASTORNO DE ADAPTACIÓN

Los trastornos de adaptación se caracterizan por el desarrollo de síntomas emocionales o conductuales en respuesta a un factor estresante identificable (por ejemplo, problemas en el trabajo, ir a la universidad).

Los síntomas del trastorno de la adaptación deben presentarse dentro de los tres meses posteriores al evento estresante. Los síntomas no persisten más de seis meses.

Tratamiento del estrés

El estrés en una etapa aguda, como la tercera que nombramos anteriormente, puede tratarse con:

  • Plan de apoyo de Reducción del estrés: Revisa el plan de reducción del estrés en este link.
  • Apoyo psicoterapéutico: que te permita desarrollar habilidades para enfrentar la situación que estás viviendo.
  • Apoyo farmacológico, para el caso que los síntomas se han agudizado mucho al punto de no poder conciliar el sueño.
  • Ajustes en la manera en que te relacionas con tu trabajo o elemento estresor. Maneja la idea de que si estás estresado es porque la forma en que estás haciendo las cosas ya no está resultando, entonces tienes que buscar un cambio en tu vida.
  • Practica del mindfulness o meditación, que te permitan desarrollar más tu conexión con tu cuerpo.
  • Practica actividad física.
  • Balancea tu dieta, evitando alimentos procesados o comidas rápidas. Intenta seguir una dieta para bienestar.

Por último, te comparto este plan de solución del estrés, en donde podrás orientarte con qué actividades pueden resultar más útiles en cada fase del estrés.

¿Quieres conocer más sobre el estrés en las organizaciones?

Te recomiendo estos artículos:

Factores que provocan estrés en las organizaciones.

Factores que protegen del estrés en las organizaciones.

Bienestar laboral

Simon Michell
Soy psicólogo clínico de 11 años de experiencia, Trabajo desde un enfoque psicoanalítico relacional, orientándose en la comprensión de la propia naturaleza del sujeto así como también en su búsqueda del sentido de vida y de desarrollo personal, a través de los hitos emocionales de su propia historia, para potenciar el bienestar presente y futuro. Mi misión es lograr que puedas aprender de tu propia historia para lograr profundizar tu autoconcimiento, amor propio y auto-aceptación

    Puede que te interese

    Más en:Estrés