depresión
depresión
Depresión

Guía de Depresión

Guía de Depresión

La depresión se ha posicionado como la condición mental y de salud más común en el mundo, estimándose que la condición la padecería más de 450 millones de personas en el mundo.

Conocer, saber y comprender los síntomas de la depresión te ayudará a mantener una actitud preventiva para tu salud mental.

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno de salud mental que se caracteriza por la presencia de un ánimo triste, vacío o irritable, acompañado de cambios somáticos y cognitivos que afectan significativamente la capacidad funcional del individuo (DSM-V).

Es una condición que puede afectar en todas las edades, en donde se estima que afecta a más de 450 millones de personas en el mundo.

En cuanto a género, se ha estudiado que la proporción entre mujeres y hombres que sufren depresión sería de 2 es a 1, es decir, por cada dos mujeres que padecen depresión, hay un hombre que la padece.

Sin embargo, estudios más actuales están demostrando que los hombres serían más propensos a sufrir de depresión que las mujeres, lo podría indicar -incluso- una inversión de la proporción anteriormente señalada.

No caricaturicemos

Por mucho tiempo se ha caricaturizado a la depresión como sinónimo de una tristeza más profunda, siendo ocupada muy a menudo en el lenguaje popular.

Razón de esto que es importante señalar que la tristeza es una respuesta emocional que se produce ante la pérdida de un estado, persona u objeto, mientras que la depresión es una condición o trastorno de salud mental, caracterizado por la afección del ánimo y pérdida de la esperanza.

Si bien a nivel de lenguaje, depresión se relaciona con tristeza, desde el punto de vista de la salud mental será prudente la distinción anteriormente señalada.

Estado de Ánimo v/s. Emociones

Cuando se habla o padece de depresión es aconsejable considerar la diferencia entre el estado de ánimo y las emociones, ya que la depresión tiende a afectar el estado de ánimo y, como consecuencia de esto, a las emociones.

Según APA  las emociones son patrones de reacciones complejos, que involucra elementos experienciales, conductuales y fisiológicos, mediante el cual un individuo intenta lidiar con un asunto o evento personalmente significativo.

En la misma línea de APA  , un estado emocional es de corta duración, generalmente de baja intensidad (por ejemplo, un estado de ánimo alegre, un estado de ánimo irritable).

Además de esto, el estado de ánimo provoca una disposición a responder emocionalmente de una manera particular que puede durar horas, días o incluso semanas, quizás en un nivel bajo y sin que la persona sepa qué provocó el estado.

Los estados de ánimo se diferencian de las emociones en que carecen de un objeto; por ejemplo, un insulto puede despertar la emoción de la ira, pero puede surgir un estado de ánimo enojado cuando uno no sabe por qué está enojado o qué provocó la ira.

Las alteraciones del estado de ánimo son características de los trastornos del estado de ánimo.

Por esto que la depresión puede entenderse como una disposición general a responder a los estímulos desde la irritabilidad o la tristeza.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

La depresión es un estado que afecta diferentes áreas de la persona, siendo las emociones, los pensamientos, lo social, lo conductual y lo corporal, las áreas con mayor repercusión cuando se padece depresión.

Los síntomas son:

  1. Estrado de ánimo depresivo o irritable
  2. Disminución o pérdida del apetito.
  3. Pérdida del interés o placer en las actividades que solían tenerlo.
  4. Agitación o lentitud psicomotora.
  5. Insomnio o hipersomnia.
  6. Pérdida de energía.
  7. Dificultades para concentrarse e indecisión.
  8. Evitación de actividades o contacto social.
  9. Pensamientos o gestos suicidas.
  10. Sentimientos de desesperanza, inutilidad o culpa inapropiada.
  11. Autoestima disminuida.
  12. Duelos no resueltos.
  13. Historia de crónica o recurrente depresión, para las cuales la persona ha tomado tratamiento de apoyo farmacológico o ha estado hospitalizada.

¿Cómo se manifiesta la depresión?

La provoca que la rutina habitual de la persona se vea afectada de forma significativa por el plazo de al menos dos semanas, en donde se experimentan gran parte de los síntomas listados anteriormente.

Gran parte de los síntomas se presentan de manera constante durante el período en que dura el episodio depresivo.

Se puede comenzar de la existencia de un trastorno depresivo cuando se han producido al menos 2 episodios depresivos durante los últimos 6 meses.

La alteración del estado de ánimo provoca un cambio del funcionamiento habitual del individuo, en donde el estado anímico se verá afectado, prevaleciendo de manera depresiva o de irritabilidad.

Adicionalmente existe una pérdida generalizada del interés en las actividades y del sentido de esperanza.

El desarrollo de una depresión

Javiera es una mujer de 32 años, que luego de terminar de forma abrupta e inesperadamente, se fue a vivir sola a una nueva ciudad para empezar una nueva vida.

Sin embargo la situación no resultó placentera. Con sus ahorros logró vivir por un año realizando trabajos esporádicos como kinesióloga.

Al principio de ese año pasó con gran entusiasmo sus nuevos planes de vida, además de buscar nuevos clientes para su clínica kinesiológica.

Durante los primeros meses no tuvo el resultado esperado por lo que poco a poco las preocupaciones fueron cansándole, haciendo sentir que sus nuevos planes se frustraban y se alejaba.

El dolor que le dejó su quiebre amoroso, le significó desarrollar una desconfianza para relacionarse con nuevas personas, por lo que no le interesaba conocer nuevas personas.

Sumado con que en la nueva no tenía amistades ni familiares, su aislamiento y desinterés social se sintió rápidamente.

Al cabo del octavo mes…

…de ese año, Javiera se encontraba pérdida, sentía que sus planes habían fallado, se sentía inútil y cada vez más pesimista frente al futuro, más crítica con el mundo y ella misma.

Durante ese mes, Javiera tuvo su primer episodio depresivo, en que su falta de energía y pérdida de interés general, le provocó una pérdida de su rutina y sentido de autocuidado, por lo que perdió mucho peso.

Si bien al cabo de unas semanas, entrado el decimo mes, Javiera había tenido algunos clientes, su frustración fue mayor, viviendo nuevamente un episodio depresivo que le provocó una desnutrición por falta de autocuidado.

Javiera había perdido la esperanza…

de lograr que sus nuevos planes se dieran rápidamente como lo pensó.

Además, la decisión de realizar un cambio tan radical en un momento de mucho dolor emocional como el término de su relación, hizo que se fuera con su salud mental más debilitado, lo que le hizo más vulnerable a desarrollar el trastorno depresivo.

Este trastorno logró ser identificado por su terapeuta luego de que Javiera viviera su tercer episodio depresivo que tuvo ese año.

Luego de unos meses en psicoterapia, Javiera tomó consciencia de su cuidado personal y decidió volver a su ciudad de origen, pudiendo resolver aspectos de su duelo así como lograr iniciar un nuevo proyecto de vida, incluyendo un permanente cuidado de su salud mental.

¿Cómo puedo identificar si tengo depresión?

Para identificar si puedas estar desarrollando una depresión se pueden tener diversas orientaciones en cuáles fijarse, pero antes de señalarlas, es importante indicarte dos cosas al momento que empiezas a sospechar:

1.- Conversa sobre situación y sospecha con tus redes de apoyos cercanas para que puedan ayudarte a observar en caso de que experimentes cambios de ánimo u otros síntomas significativos.

Recuerda que muchas veces no podemos observarnos completamente sin la ayuda de un espejo.

2.- Lleva un registro estilo diario sobre síntomas que han causado tus sospechas. Anota su intensidad de forma diaria y las emociones que experimentas al respecto, como lo puede hacer a través de nuestra app en nuestro diario de las emociones.

Recuerda que no puedes saber si has cambiado si no tienes referentes previos.

Un modelo para identificar tempranamente

Para identificar si tienes depresión es importante que puedas observarte desde la perspectiva de pensamientos, emociones, conductas y corporalidad.

Pensamientos

A nivel de pensamientos, la depresión tiende a caracterizarse por un generalizado negativismo de la persona.

Este negativismo provoca que la persona vaya deconstruyendo el sentido e interés de sí misma y su entorno.

La pérdida paulatina del interés y placer, provoca que el pensamiento se vuelva más desesperanzado, en donde preguntas tipo:

¿qué sentido tiene hacer lo que hago? ¿Qué sentido tiene mi vida? ¿Soy realmente bueno en lo que hago? ¿Realmente soy capaz de lograr las metas?

Pueden comenzar a ser recurrentes en tu día a día.

La pérdida significativa del interés y el placer provoca que los pensamientos alusivos a la muerte comiencen a aparecer, ya que se ha perdido el sentido de vivir. Si te has sentido identificado(a) con esto último te recomendamos pedir ayuda profesional lo antes posible.

Emociones

Las emociones son diversas y con poca regulación. Pueden predominar la tristeza o rabia generaliza como respuesta a los estímulos habituales de tu rutina.

Desde un punto de vista de respuestas paulatinas de tristezas, pueden ser acompañas de ansiedad, miedo y culpa.

Desde el punto de vista de la rabia, ésta puede ser acompañada por culpa, ansiedad y cansancio.

Conductas

Se experimenta un cambio conductual caracterizada por la disminución de la actividad generalizada que se solía realizar.

La sensación de cansancio, fatiga, falta de energía y problemas de sueño, provocan que el cambio en las conductas se experimente como disminución generalizada de la intensidad en que se realizan o expresan las acciones conductuales.

Corporalidad

Al comienzo de la depresión, el cuerpo comienza a resentir el cansancio, fatiga y sensación de no poder descansar, pese a habar dormido o descansado.

El peso y el apetito se ven significativamente afectados, produciéndose un aumento o disminución repentina de cada uno de ellos.

Según diversos estudios, ha señalado que los estados o episodios depresivos inciden en la capacidad de defensa inmunológica del cuerpo, haciendo que la persona esté más propensa a enfermar.

Trastornos relacionados con la depresión

Según el DSM-V, los trastornos depresivos se pueden manifestar como:

Trastornos de desregulación disruptiva del estado de ánimo

Trastorno caracterizado por un estado de anímico de irritabilidad crónica grave y persistente.

Esta irritabilidad se caracteriza por tener frecuentes accesos de cólera (tanto verbal como conductual) y ocurren frecuentemente (al menos. 3 o más veces por semanas).

Afecta principalmente a niños, niñas y adolescentes con una prevalencia de 2,5%.

Trastorno depresivo mayor

Se caracteriza porque de forma diaria y en gran parte del día, se manifiestan todos los síntomas depresivos, salvo la pérdida o aumento de peso.

Se intensifican los síntomas de la fatiga o cansancio y problemas del sueño.

Afecta a todas las edades y tiene una prevalencia de 9%.

Trastornos depresivo Persistente (Distimia)

Se caracteriza por la duración en que se manifiestan los síntomas anteriomente listados.

Se indica que duran por al menos dos años y durante ese tiempo la persona no puede pasar por más de dos meses sin experimentar los síntomas.

Afecta principalmente a adultos, tanto hombres como mujeres, con una prevalencia de un 2%

Popularmente se le conocía como depresión endógena.

Trastornos disfórico premenstrual

Se caracteriza por la expresión de labilidad afectiva, disforia y síntomas de ansiedad que se repiten durante la fase premenstrual del ciclo y que remiten alrededor del inicio de la menstruación o un poco después.

Afecta negativamente el funcionamiento de la mujer durante la fase del ciclo en que se manifiestan los síntomas, que provocan alteraciones en el estado de ánimo.

Afecta a mujeres de cualquier edad cuyo ciclo reproductivo esté en actividad, teniendo una prevalencia de entre el 1,8 y 5,8%.

Trastornos depresivo debido a otra afección médica.

Se caracteriza porque se experimenta los síntomas depresivos debido o como consecuencia de otra afección médica.

Afecta a todas las edades y su prevalencia es del 1%.

Tratamientos para la depresión

Te invito a leer nuestra Guía de Tratamientos para la Ansiedad y Depresión.

Y si quieres conocer más sobre depresión, te recomiendo:

Causas y consecuencias de la depresión: Guía de entendimiento

Estrategias para aprender cómo superar la depresión

Si quieres consultar con alguno de nuestros terapeutas, por favor ingresa aquí

Simon Michell
Soy psicólogo clínico de 11 años de experiencia, Trabajo desde un enfoque psicoanalítico relacional, orientándose en la comprensión de la propia naturaleza del sujeto así como también en su búsqueda del sentido de vida y de desarrollo personal, a través de los hitos emocionales de su propia historia, para potenciar el bienestar presente y futuro. Mi misión es lograr que puedas aprender de tu propia historia para lograr profundizar tu autoconcimiento, amor propio y auto-aceptación

    Puede que te interese

    Más en:Depresión