Psicología Laboral

¿Cuáles son los factores que favorecen el bienestar laboral?

¿Cuáles son los factores que favorecen el bienestar laboral?

Introducción

Hablando del contexto laboral, se construyen relaciones en las cuales se comparten creencias, valores, intereses y percepciones, las cuales se encuentran relacionados con factores psicológicos, emocionales, sociales y conductuales, mismos que influyen directa o indirectamente en los procesos de bienestar y calidad de vida laboral. Además de existir factores de tipo organizacional, que al estar relacionados con las expectativas y valores   que   las   personas   atribuyen   a   su   entorno   de   trabajo   intervienen en el establecimiento del bienestar laboral, como lo son: el tipo de organización a la que se sume o el tipo de contratación que se tenga dentro de la misma.

El significado de “bienestar laboral”, se encuentra compuesto por una serie de elementos que se han venido desarrollando y adaptando a las nuevas dinámicas organizacionales que surgen a lo largo del tiempo. Desde la década de los setentas, este concepto empieza a ligarse más con el término de calidad de vida laboral, como resultado de la alta preocupación que se daba en este tiempo frente al trabajo poco recompensado y la elevada sensación de insatisfacción laboral, (Kast & Rosenzweig, 1987 citados por Arévalo & Chevliakova, 2006). Es decir, trascender de un enfoque asistencialista de “dar cosas” y apuntar hacia una propuesta que abarque el desarrollo humano integral dentro de la organización.

Dicho lo anterior, desde el siglo XXI se ha querido fomentar el equilibrio entre la vida personal y laboral del colaborador y así tener eficacia empresarial y bienestar del mismo (Álvarez, Medina, Gonzales, Cucaita & Parra, 2013); por consiguiente, el concepto de calidad de vida tiene una estrecha relación con el bienestar laboral, al igual que con las relaciones y las percepciones que las personas tienen con respecto a su trabajo. Sin embargo, diversos autores han tratado de definir la calidad de vida como: un conjunto de variables controladas desde los recursos de la organización que responden a las necesidades de los colaboradores, y posibilitan la toma de decisiones en torno a sus vidas de trabajo (Huerta, Pedraja, Contreras & Almodóvar, 2011).

Por otro lado, Zohurul y Siengthai (2009) citados por Huerta, Pedraja, Contreras y Almodóvar (2011) definen la calidad de vida como una condición favorable para los colaboradores, por medio del cuidado de su salud y la muestra de actitudes positivas de los directivos hacia ellos. Estos aspectos tienen repercusiones significativas en la calidad de vida y en el equilibrio socio emocional y afectivo de los miembros de una organización, es decir, en su bienestar psicológico.

 

La importancia de los factores psicológicos en el bienestar laboral

Las emociones y sentimientos que se generan como resultado de las percepciones laborales, están permeadas por el vínculo que las personas generan a nivel individual con el trabajo, las percepciones que se comparten de manera grupal y  aquellas  que  son transmitidas  por  la  organización  en  forma  general.  Como lo menciona Nápoles (2012) citado por Moyano (2014), la conexión o socialización que hay entre las personas permite que ellos intercambien emociones, necesidades, experiencias, motivaciones y acuerdos de comportamiento o normas de conducta que son útiles para sobrellevar algunas situaciones a las que se ven expuestos los seres humanos en su cotidianidad y más en un contexto organizacional. Las experiencias que las personas adquieren gracias a su trabajo, sus relaciones interpersonales y la posibilidad de adquirir un desarrollo personal y profesional, son factores que influyen en la satisfacción laboral de un colaborador con su organización y en la manera cómo esta le permite ir obteniendo una mejor calidad de vida y una mayor implicación laboral.  Con respecto a esto, autores como Lodahl y Kejner (1965) citados por Casademunt, Morales y Montes.  (2012) definen el concepto de implicación laboral como el grado en que una persona se identifica psicológicamente con su trabajo o la importancia de éste para la identidad del individuo.

De esta forma, la dimensión emocional permea las experiencias individuales y las relaciones que el individuo mantiene en el trabajo, sin embargo, como lo exponen Feldman y Blanco (2006) el papel de las emociones en las organizaciones, no sólo tiene implicaciones en el plano individual, sino que estas desempeñan una función social, impactando de modos diversos en el contexto laboral. Andries (2009) citado por Casademunt, Morales y Montes.  (2012)   plantea en su texto que experimentar emociones positivas en el trabajo y en la actividad profesional puede generar una auto-imagen positiva, confianza, autonomía, independencia, acompañado de competencia profesional, satisfacción de necesidades sociales y buenas relaciones dentro y fuera de la organización. Por otro lado, vivir emociones negativas en el lugar de trabajo puede producir inseguridad, miedo al fracaso, frustraciones, desconfianza en las propias capacidades, dificultad en las relaciones interpersonales, desmotivación y demás situaciones conflictivas que afecten el desempeño laboral.

 

Condiciones organizacionales y bienestar laboral

Aparte de las emociones que surgen y a su vez están implicadas dentro del contexto laboral, es importante mencionar que otro de los factores influyentes en el bienestar laboral de los individuos, depende del tipo de organizaciones en donde ellos tienen la posibilidad de trabajar, como en el caso de organizaciones del sector público y privado.

Al hablar específicamente de entidades públicas, el modelo de bienestar laboral pretende satisfacer las necesidades de los servidores y trabajadores concebidas en forma integral, teniendo en cuenta aspectos biológicos, psicosociales, espirituales y culturales, dando prioridad a las necesidades de subsistencia y jerarquizando las necesidades de superación (Ministerio de Educación Nacional, 2009). Sin embargo, en las organizaciones del sector público la consecución de este tipo de objetivos se puede ver comprometido por diversos factores, debido  a  que  los  cambios  de  gobierno  pueden  provocar  cambios  radicales  en  las directrices,  e  igualmente  existir grupos  de  presión  que  controlan  e  influyen  sobre  la gestión de los gobiernos, buscando su propio interés y no el de la colectividad; mientras que  la  dirección  en  las  organizaciones privadas  puede  ser  más  estable.

Dicho lo anterior, se aprecian más afinidades que diferencias significativas en la   comparación   de organizaciones   públicas   y   privadas, en   cuanto   a   los   factores motivacionales y clima organizacional. Así mismo, otro factor influyente en este tema, hace referencia al tipo de contrato estipulado dentro de las organizaciones. Muchas veces, el bienestar laboral percibido por los colaboradores se encuentra en un nivel bajo, debido a que se encuentran laborando en organizaciones que utilizan contratación temporal; por ende su motivación, la relación adecuada con su puesto de trabajo, la estabilidad laboral, el reconocimiento y el sentimiento de orgullo por trabajar, no genera un nivel total de satisfacción. Debido a esto, se puede ver que un factor relevante con respecto al bienestar laboral es la necesidad de estabilidad y afiliación con sus organizaciones, adquirir un sentido de pertenencia, sentirse motivados y comprometidos con las mismas; pero sobre todo que las organizaciones trabajen con el objetivo de brindar contextos saludables que permitan generar un alto nivel de calidad de vida laboral.

A partir de lo mencionado anteriormente, es indispensable reconocer que el bienestar en el contexto laboral está relacionado con las condiciones físicas de las organizaciones, los aspectos psicológicos y sociales y que por lo tanto, no solo depende de una de las partes, refiriéndonos a los colaboradores y a la organización como tal, sino que es necesario que exista  una  integración  organización-colaborador,  la  cual  requiere  una  fuerza  de  trabajo conjunta tanto física como mental, en el cual simultáneamente se generen expectativas y atribuciones que permitan un buen funcionamiento en el entorno laboral y posibiliten la adaptación a este tipo de contextos.

 

Conclusión

El bienestar y la calidad de vida laboral, son un tema que ha sido abordado por diferentes autores   desde   una   concepción   administrativa   y   psicológica   que   permite   una complementariedad acerca del mismo, además existen diversos estudios realizados que están  enfocados  en  determinar  el  grado  de  bienestar  que  tienen  las  organizaciones  en diferentes ciudades y países, abarcando de esta manera los factores psicológicos como la percepción,  la  motivación,  los  sentimientos  y  emociones,  los  cuales  hacen  parte  de  los factores  influyentes  en  el  bienestar  laboral.  Sin embargo, aparecen otros factores influyentes   que   son   particulares   de   cada   organización como   el   clima   y   la   cultura organizacionales, los cuales se deben de tener en cuenta en el momento de ingresar a una organización, ya que de esta depende o no la adaptación al contexto laboral.

Por lo tanto, el bienestar laboral de los colaboradores dentro de la organización no se encuentra determinado exclusivamente por las actividades que gestiona una organización para su alcance, sino también por las características individuales de los colaboradores y las percepciones que ellos van creando conforme pasa el tiempo.

Finalmente, es importante que las organizaciones fomenten estrategias que permitan la integración de los colaboradores a los distintos procesos organizacionales, realizando constantemente evaluaciones sobre el clima organizacional, que permitan conocer  la concepción de los colaboradores con respecto a los niveles de bienestar. Para evaluar estos niveles es importante preguntarse si en la actualidad existe un método único y válido que permita   evaluar   a   cabalidad   la   concepción   de   bienestar   laboral   dentro   de   las organizaciones; para esto las organizaciones deben de darse a la tarea de realizar una investigación    interdisciplinaria    que    permita    conocer    claramente    los    factores predominantes que permiten alcanzar un bienestar laboral dentro de las organizaciones.

 

 

Referencias bibliográficas

 

Álvarez, H., Medina, L., González, D.,   Cucaita, D., & Parra, L (2013). Impacto del bienestar laboral en el personal administrativo en la empresa Cibertec.

Arévalo, A., & Chevliakova, E. (2006). La influencia de las políticas de bienestar laboral en la satisfacción personal del trabajador.

Casademunt, A., Morales, A., & Montes, J. (2012). La implicación emocional en el puesto de trabajo: Un estudio empírico. 8 (2), 364-405.

Feldman, L., & Blanco, G. (2006). Las emociones en el ambiente laboral: un nuevo reto para las organizaciones. 29 (2).

Huerta, P., Almodóvar, P., Pedraja, L., & Contreras S.  (2011). Calidad de vida laboral y su influencia sobre los resultados empresariales. Revista de Ciencias Sociales (Ve), XVII658-676.

Ministerio de Educación Nacional, Minieducación (2009). Modelo programa de bienestar laboral.

Moyano,  A.,  (2014).  Relaciones  sociales  en  las  organizaciones.  Trabajo  de  grado. Universidad El Rosario.

 

 

 

Simon Michell
Soy psicólogo clínico de 11 años de experiencia, Trabajo desde un enfoque psicoanalítico relacional, orientándose en la comprensión de la propia naturaleza del sujeto así como también en su búsqueda del sentido de vida y de desarrollo personal, a través de los hitos emocionales de su propia historia, para potenciar el bienestar presente y futuro. Mi misión es lograr que puedas aprender de tu propia historia para lograr profundizar tu autoconcimiento, amor propio y auto-aceptación

    Puede que te interese