Psicología Laboral

Salud mental en los equipos de trabajo

Introducción

El bienestar humano debe comprenderse como el estado en que los individuos tienen la capacidad y la posibilidad de llevar una vida en la cual tienen motivos para valorar.  La capacidad de las personas para procurarse una vida que valoren está determinada por una variedad de libertades instrumentales. El bienestar humano implica tener seguridad personal y ambiental, acceso a bienes materiales para llevar una vida digna, con buena salud y buenas relaciones sociales, todo lo cual guarda una estrecha relación y subyace a la libertad para tomar decisiones y actuar (Aguirre, Vauro, & Labarthe 2015).

La globalización en nuestro entorno avanza día a día en gran medida y con ello la carga laboral y el riesgo psicosocial; así que es allí donde se plantean nuevos métodos para hacer que este espacio no se convierta en un entorno poco agradable y riesgoso para el colaborador   o que solamente esté basado en la productividad. El ambiente laboral ha tomado gran importancia ya que es un espacio en el cual sus integrantes deben pasar la mayor parte de su día y esto conlleva a que haya que analizar y crear estrategias que hagan más ameno y sano el ámbito laboral (Casas y Klijn, 2006).

El trabajo en el ambiente laboral se constituye en una balanza entre la seguridad de la organización y el bienestar del colaborador, ya que el uno depende del otro. Un ambiente sano y seguro permite que haya salud mental, seguridad laboral y con ello se garantiza la productividad y la calidad de vida de los colaboradores.

La OMS define un entorno de trabajo saludable como aquel en el que los colaboradores y directivos colaboran en utilizar un proceso de mejora continua para proteger y promover la salud, seguridad y bienestar de los colaboradores y la sustentabilidad del espacio de trabajo. Algunos de los aspectos que disminuyen el bienestar laboral son la sobrecarga laboral, la falta de seguridad, la inestabilidad laboral y el riesgo psicosocial causado por estrés. Ésta última ha venido en aumento, se demuestra en las encuestas y en los estudios realizados en las últimas décadas, siendo motivo de alto calibre a la hora de hablar e intervenir el bienestar laboral. Allí se identifican algunos problemas que se pueden observar a diario en el ámbito laboral, uno de ellos es la falta de comunicación entre los miembros de las organizaciones, presentando discordias o malos entendidos (Casas y Klijn, 2006).

 

La importancia del clima en los equipos de trabajo

En el contexto organizacional se crea un ambiente que caracteriza y define el clima y la cultura de una organización, los cuales son de vital trascendencia el uno para el otro, ya que el clima es fuente importante para que se dé en la cultura organizacional aspectos como creencias, comportamientos y valores compartidos por los miembros de los diversos equipos de trabajo, quienes también definen la comunidad laboral.

El clima en las organizaciones tiene varios componentes que van desde la estructura jerárquica de la organización y todo su espacio físico, hasta el ambiente social que se vive, como el tipo de relación que llevan los colaboradores, su comunicación y los resultados que se dan dentro de la organización.

Los factores y estructuras del sistema organizacional producen un clima determinado en dependencia de la percepción de estos por parte de sus miembros. El clima resultante induce a los individuos a tomar determinados comportamientos. Estos inciden en la actividad de la organización y, por tanto, en su sentido de pertenencia, la calidad de los servicios que prestan, así como en su efectividad, eficiencia, eficacia, impacto social y en el desempeño general de la organización (Salazar, Guerrero, Machado & Cañedo, 2009).

Otra de las definiciones ofrecidas relacionada con el comportamiento del colaborador, es la propuesta por Forehand & Gilmer, quienes creen que el sano ambiente laboral se relaciona con el nivel de autoridad, la estructura y la complejidad de la organización; y lo definen como “el conjunto de características que describen una organización y que se distinguen de otras influyen directamente en el comportamiento de los trabajadores”. Para Chaing (2017) el clima organizacional se define como, esa construcción subjetiva que se da en un grupo de trabajo, ya que en él se hayan personas que trabajan a diario y por lo tanto comparten una misma percepción.

 

Salud psicológica y su impacto en la cultura organizacional

Para  los  autores  Margarita  Chaing  Vega  y  Sonnia  Alexandra  Heredia,  el  concepto  de clima  organizacional  y  salud  psicológica  no  pueden  ni  deben  relacionarse  de  manera aislada,  pues  estos  contienen  entre  si  una  relación  bidireccional,  si  bien  el  clima organizacional se relaciona más directamente con las bases estructurales de la organización y con  la  concepción  que  tiene  ésta  del  empleado, se relacionará con el rol que el colaborador desempeña  en  la  organización. El término de salud psicológica tiene que ver con el individuo por fuera de la organización y cómo este se representa a si mismo dentro de esa organización estructurada. Por tanto, al hablar de clima organizacional, necesariamente deberemos hablar de salud psicológica de los colaboradores.

Según Salazar, Guerrero, Machado & Cañedo (2009), el clima organizacional ejerce una significativa influencia en la cultura de la organización.  Esta comprende el patrón general de conductas, creencias y valores compartidos por los miembros de una organización. Los miembros de la organización determinan en gran parte su cultura y, en este   sentido, el   clima   organizacional   ejerce   una   influencia   directa, porque   las percepciones   de   los   individuos   determinan   sustancialmente   las   creencias, mitos, conductas y valores que conforman la cultura de la organización. La cultura en general abarca un sistema de significados compartidos por una gran parte de los miembros de una organización que los distinguen de otras. La cultura organizacional y el clima laboral bien estructurados, pretenden crear una alta calidad de vida para el colaborador, ya que con esto se generan motivaciones y actitudes positivas que se ven reflejados en los resultados de la compañía; el bienestar laboral ayuda a mantener la salud física y mental del colaborador creando así un ambiente óptimo para el desarrollo de sus actividades.

 

 

La importancia de la felicidad en el trabajo

Hay una rama de la psicología, llamada psicología positiva, la cual se ha interesado por el estudio del concepto de la felicidad, explicado como una actividad del alma en busca de una virtud.  La psicología positiva ha generado profundo interés en los campos laborales, en medios académicos y profesionales.  Y es que, mediante el estudio de las virtudes y fortalezas en las personas, aplicados en el “individuo medio” con la óptica en aquello que funciona bien y a su vez potencializarlo; es de gran valor, puesto que es claro que el hecho de percibirse feliz afectara positivamente cada uno de los lugares al que el individuo pertenezca, incluyendo el laboral (Moccia, 2016).

Este campo empírico de la psicología, pero que también tiene mucho de filosófico, promueve la importancia de los sentimientos positivos. La Psicóloga Bárbara Fredrickson presenta “teoría abierta y construida de las emociones positivas”, en la que pone de relieve que las emociones positivas amplían el repertorio de las ideas y acciones de las personas, las cuales, a su vez, sirven para crear los recursos personales perdurables, incluyendo los recursos intelectuales, físicos, psicológicos y sociales. Una actitud positiva nos hace enfrentar y percibir cada situación positiva o negativa de una forma más sana, es una forma de pensamiento que resalta lo que está bien. Todo esto es interés de la psicología positiva, un campo que podría efectuar cierto aporte para la psicología de las organizaciones, siendo además un campo empírico que se reflejaría también en lo conductual y observable del ambiente laboral.

Queda claro que para garantizar un bienestar organizacional, es esencial generar  y promover espacios laborales propicios para que las personas se mantengan sanas física y mentalmente, ya que la cultura y el clima organizacional como esas  percepciones  compartidas  por  el grupo  de  colaboradores,  que  están  ligadas  a  las políticas, prácticas y procedimientos que se llevan a cabo en un organización por ende son fuentes vitales para generar bienestar laboral en las compañías fomentando la salud de  los  colaboradores  y  teniendo como  resultados la alta  productividad (Moccia, 2016).

El bienestar laboral de cada organización es una necesidad primordial para el logro de los objetivos de cualquier organización, sin importar el giro al cual pertenezca. Es por esto que el entorno en el cual vive y desempeña sus labores cada persona, es un determinante en la productividad y calidad del trabajo que realiza, las grandes organizaciones integran por medio de la participación un clima organizacional favorable en el  que  se  generen factores  como  la  confianza, el optimismo y  motivación  para  el trabajo  entre  otros,  dejando  de  lado las  actitudes  negativas  que  impiden  el crecimiento tanto individual como organizacional.

 

Referencias bibliográficas

 

Barrios Casas, Paravic Klijn, (2006). Promoción de la Salud y un entorno laboral saludable.

  1. Aguirre, M. Vauro, J. Labarthe, (2015). Estresores laborales y bienestar en el trabajo en personal aeronáutico de cabina.

Catalogación por la Biblioteca de la OMS: Entornos laborales saludables: fundamentos y modelo de la OMS: contextualización, prácticas y literatura de apoyo.

Chaing Vega, Heredia Gálvez & Santamaría Freire, (2017). Clima Organizacional y Salud Psicológica: Una Dualidad Organizacional.

  1. Moccia, (2016). Felicidad en el trabajo.

Salazar Estrada, Guerrero Pupo, Machado Rodríguez, Cañedo Andalia,  (2009). Clima y cultura organizacional: dos componentes esenciales en la productividad laboral.

 

Simon Michell
Soy psicólogo clínico de 11 años de experiencia, Trabajo desde un enfoque psicoanalítico relacional, orientándose en la comprensión de la propia naturaleza del sujeto así como también en su búsqueda del sentido de vida y de desarrollo personal, a través de los hitos emocionales de su propia historia, para potenciar el bienestar presente y futuro. Mi misión es lograr que puedas aprender de tu propia historia para lograr profundizar tu autoconcimiento, amor propio y auto-aceptación

    Puede que te interese