Qué es ser resiliente
Desarrollo Personal

¿Qué es ser resiliente?: todo lo que debes saber

Hace más de una década el término resiliencia comenzó a sonar bastante entre los medios de comunicación. Tenemos definiciones desde diccionarios de él, sin embargo, es la comunidad de psicología quien se dedicó a estudiarla de manera más acabada. Esto porque tiene relación con una capacidad que tenemos las personas, pero sabes qué es ser resiliente.

Entonces, ¿si es una capacidad significa que todos podemos desarrollarla?, Sí, todos podemos. Así que en esta ocasión nos centraremos en explicar el concepto para luego ver cómo esta capacidad se puede ir presentando en nuestra vida y así lograr desarrollarla. 

La resiliencia en la psicología

Desde la psicología la resiliencia es la capacidad de sobrellevar situaciones complejas que se presentan en la vida. Quizá piensas todos en algún momento experimentamos una situación compleja como la muerte de un familiar que apreciamos mucho, la ruptura de la relación amorosa más importante que hemos tenido o incluso el sobrevivir a un accidente que podría haber sido fatal.

Aunque no lo creas muchas personas no logran superar estas situaciones complejas y caen en grandes depresiones o incluso en adicciones. Lo que buscan es suprimir el dolor que sienten. Así que la resiliencia toma un valor relevante en nuestras características. Pese a que todos podemos desarrollarla, no todos tienen la fortaleza de carácter o determinación para hacerlo. A veces es mejor seguir llorando y lamentado lo sucedido que pasar página para cambiar tu vida y empezar de nuevo o incluso tomar esa experiencia de vida como un aprendizaje para la vida. 

Ante esto es que este término tan usado parece difuso, pues solo lo consideramos como la posibilidad de volver a pararnos cuando algo complejo nos ha sucedido, sin embargo, va más allá. Conlleva varias cualidades que parecen tan comunes que no las asociamos con la resiliencia. 

Es muy probable que conozcas a alguien que le pasan cosas “malas” de manera recurrente y te preguntas ¿Cómo lo hace para continuar?, ¿Cómo puede seguir y más encima considerar que esa experiencia de vida le enseño algo muy importante? O incluso, ¿Cómo puede reírse y hacer chistes de la calamidad que le pasó?

Capacidad de reflexionar

Las personas resilientes no solo son capaces de superar el dolor que les ha causado esa experiencia de vida, también son capaces de reflexionar sobre ella. Además, darle un significado como por ejemplo “esta situación me permitió aprender que debo valorar más a mis seres queridos, pues no estarán siempre a mi lado”. Incluso, en algunos casos, esas personas forman fundaciones u organizaciones que ayudan a otros que han tenido experiencias de vida similar o deben enfrentar una enfermedad difícil de sobrellevar. 

En algunos casos las personas resilientes bromean sobre la situación vivida. Tienen una visión positiva de la vida, por lo tanto, esa experiencia complicada les ha permitido reírse de ella cada vez que la comentan con otros. Por ello, comprenden que la situación fue solo un episodio de su vida y que ahora están mejor que en ese entonces. 

Es propio de los resilientes ser conscientes de lo que son capaces, es decir, conocen sus habilidades y sus debilidades. Por lo tanto, saben que podrán salir adelante pese a la dificultad.

En el contexto de Chile son las personas que luego de perder su casa producto de un terremoto empiezan a limpiar pronto el lugar, a buscar ayuda para eso y luego para comenzar a reconstruir su casa. Incluso aprovechan la situación para mejorar la construcción, pues le agregan todo lo que antes querían que tuviese su casa. Estas personas son las que consideramos un ejemplo a seguir. Nos muestran que todas las adversidades pueden ser superadas sin importar las circunstancias, pues solo se debe tener la determinación para hacerlo. 

Autoconocimiento y red de apoyo

Sabemos que no solo se necesita determinación para superar las dificultades. También requerimos autoconocimiento y saber a quien recurrir, pues los resilientes tienen redes de apoyo o las construyen. Esto porque comprenden que han de necesitar a más personas, que solas no pueden con todo.

Esta cualidad, parece obvia, puesto que somos parte de una sociedad, pero las personas negativas o que carecen de esta capacidad se niegan a pedir ayuda o apoyo a otros. Sus argumentos son que cómo va a venir esa persona a ayudarme si no me conoce, o cómo voy a andar pidiendo ayuda si ellos tienen que estar peor que uno. Incluso pueden opinar desde la soberbia, diciendo que no necesitan la ayuda de nadie, pues después tendrán que devolver el favor y les saldrá peor. 

Flexibles ante los cambios

Como su vida se ha visto sacudida por un acontecimiento grave, los resilientes se caracterizan por ser flexibles ante los cambios. Es decir, se adaptan a las nuevas circunstancias y logran modificar su vida en función del acontecimiento que generó el cambio.

Son personas que hacen cambios radicales en su estilo de vida, pues la prioridad está en el disfrutar el aquí y el ahora. Eso nos lleva a otra cualidad, se conectan con el ahora, debido a que saben que el mañana es incierto y ante el pasado no hay nada que se pueda hacer. Por lo tanto, hay que disfrutar el día a día, con lo bueno y lo malo que se presenta, pues en cualquier momento puede volver a suceder algo terrible y tu vida se pone de cabezas. 

La última característica que podríamos mencionar es que son fieles a sus metas. Es decir, por mucho que experimenten situaciones que los alejen de sus propósitos buscan la forma para poder concretarlos igual. Esto aunque les tome más tiempo del considerado inicialmente, saben que sus metas son alcanzables. Las idean de una forma posible no como castillos en el aire, sino como realidades posibles. Así que tarde o temprano logran lo que tenían propuesto y con el apoyo de sus contactos, ya que no están solos en esto. 

Después de conocer un poco más sobre esta capacidad es probable que te des cuenta de que eres así o que conoces a más de una persona resiliente. 

Ahora que sabes qué es ser resiliente es importante también que entiendas que todas las personas tenemos la capacidad de sobreponernos a un estímulo adverso. El uso decidido y firme de esta capacidad es lo que nos hace realmente resilientes.

Puede que te interese